Terrorismo en Pakistán

El riesgo de atentados terroristas en Pakistán en los últimos años puede clasificarse como extremadamente alto. En todo el mundo este es uno de los países más peligrosos con los ataques más devastadores. En los últimos 5 años se ha registrado un total de 6136 incidentes terroristas, en los que han muerto 7129 personas y 13070 han resultado heridas. Entre ellos hubo 190 actos suicidas.

En 372 ocasiones, un total de 2166 personas han sido secuestradas o tomadas como rehenes, aunque rara vez se ha exigido un rescate (49 veces).

Página temática: Terrorismo


Resumen: Pakistán

Objetivos más frecuentes en Pakistán

(2013 a 2017)

ObjetivoAtaquesMuertoLesionadoRehenes
Civiles16122,7765,765598
Policía12331,6262,432438
desconocido59667420
Gobierno5315881,116178
Economía5244761,174251
Institución educativa335328449569
Suministro energía31918418
Militar29348796443
Instituciones religiosas2789202,00725
Transporte22024374355


Regiones más afectadas

(2013 a 2017)

RegionAtaquesMuertoLesionadoRehenes
Balochistan20642,1153,965945
Khyber Pakhtunkhwa18782,1183,492821
Sindh11191,3482,44383
Federally Administered Tribal Areas7239211,763279
Punjab2605501,21317
Islamabad Capital Territory444812911
Gilgit-Baltistan1720288
Azad Kashmir10460
Bolochistan1000


Organizaciones terroristas en Pakistán

OrganizaciónAtaquesMuertoLesionadoRehenes
Taliban4691,9613,678592
Baloch Republican Army2017223026
Baloch Liberation Front109126123142
Estado Islámico8444684810
Baloch Liberation Army8013019855
United Baloch Army7313943549
Lashkar-e-Jhangvi687021,433343
Lashkar-e-Islam39126168158
Jaish-e-Islam2073841
Balochistan Liberation United Front2019490
Baloch Nationalists1924720


Todos los datos proceden del Consorcio Nacional para el Estudio del Terrorismo y las Respuestas al Terrorismo (START) y su Global Terrorism Database. Todos los incidentes con fines políticos, económicos, religiosos o sociales, pero no por motivos puramente personales, se consideran actos terroristas. Además, el acto no debe estar justificado por la ley marcial y, por lo tanto, debe ser contrario a los Convenios de Ginebra de 1949.