DatosMundial.com
Protestantes

Protestantes

Los protestantes son seguidores del cristianismo, pero se han separado del cristianismo católico romano original. Están divididos en numerosas iglesias independientes que no están sujetas al papa. Con aproximadamente 900 millones de protestantes, forman el segundo grupo más grande dentro del cristianismo.

Entre las iglesias y denominaciones protestantes las principales son:


Los protestantes no son una denominación eclesiástica uniforme con ideas comunes.Protestantismo es más bien un término colectivo para todas las religiones cristianas que se separaron de la Iglesia católica romana en señal de protesta. Los mayores grupos protestantes actuales son los luteranos, los cristianos reformados, los anglicanos y los bautistas. Sin embargo, desde la Reforma han surgido innumerables iglesias y comunidades, todas ellas pertenecientes al cristianismo, pero independientes por derecho propio.

Difusión Protestantes

PaísDifusiónTotal
Alemania27,9 %23.212.000
Brasil10,7 %22.933.000
Suecia87,0 %9.062.000
Sudáfrica13,5 %8.018.000
México5,0 %6.335.000
Zimbabue38,0 %6.078.000
Filipinas5,1 %5.808.000
Dinamarca81,0 %4.744.000
Noruega82,1 %4.440.000
Finlandia78,4 %4.344.000
Perú12,5 %4.214.000
Papúa Nueva Guinea37,2 %3.701.000
Armenia93,6 %2.612.000
Haití19,9 %2.278.000
Países Bajos12,0 %2.104.000
Ecuador10,4 %1.851.000
Canadá4,8 %1.836.000
Ruanda12,2 %1.642.000
Myanmar3,0 %1.614.000
Nicaragua23,2 %1.589.000
Australia5,6 %1.439.000
Hungría13,8 %1.340.000
República del Congo22,3 %1.301.000
Jamaica46,0 %1.301.000
Benín8,2 %1.066.000
Costa Rica13,7 %706.000
Uganda1,5 %688.000
Nueva Zelandia10,2 %523.000
Fiyi44,2 %409.000
Letonia19,6 %369.000
Islandia79,7 %297.000
Burundi2,3 %289.000
Islas Salomón31,3 %222.000
Trinidad y Tobago13,5 %206.000
Bahamas46,4 %189.000
Vanuatu54,9 %175.000
Georgia3,9 %145.000
Estonia9,9 %132.000
Samoa57,4 %126.000
Bulgaria1,1 %76.000
Belice18,4 %74.000
Tonga64,1 %68.000
Barbados22,1 %62.000
Groenlandia96,0 %54.000
Guayana6,7 %54.000
Estados Federados de Micronesia41,1 %46.000
Kiribati35,5 %46.000
Islas Vírgenes Americanas42,0 %44.000
Islas Feroe83,8 %44.000
Antigua y Barbuda38,5 %36.000
Islas Caimán51,3 %35.000
Cabo Verde5,1 %30.000
Santa Lucía16,4 %29.000
San Vicente y las Granadinas28,0 %29.000
Islas Turcas y Caicos62,8 %28.000
Santo Tomé y Príncipe12,4 %28.000
Moldavia1,0 %26.000
Granada19,4 %24.000
Islas Åland78,3 %23.000
Samoa Americana50,0 %23.000
Lituania0,8 %22.000
Dominica21,8 %16.000
Islas Vírgenes (UK)50,7 %16.000
Bermudas23,8 %15.000
Islas Marshall28,6 %12.000
Tuvalu98,4 %11.000
Anguila46,6 %9.000
Nauru60,4 %8.000
Curaçao4,9 %7.000
Islas Cook62,8 %5.000
Caribe Neerlandés16,0 %4.000
Sint Maarten6,2 %3.000
Aruba1,8 %2.000
Montserrat31,2 %2.000
Niue70,0 %1.000
Seychelles1,2 %1.000
Tokelau60,0 %1.000
Palaos5,3 %1.000
Liechtenstein1,3 %500
Isla Norfolk3,2 %100
Islas Pitcairn100,0 %100


Historia de los orígenes

El protestantismo tiene sus orígenes en la Europa del siglo XVI. El periodo de la Reforma comenzó en 1517, con Martín Lutero, que publicó sus 95 tesis en Wittenberg, Alemania. Así, Lutero fue el primero en criticar públicamente a la Iglesia católica, pronunciándose contra las indulgencias, el celibato y los Estados Pontificios en particular. Además, más tarde exigió en 3 extensos escritos que el estado asumiera más tareas en los sectores social y educativo, porque la Iglesia romana de la época era incapaz de reformarse.

Durante el siglo XVI, varios clérigos de toda Europa hicieron suyas las preocupaciones de Lutero. Una segunda Reforma fue iniciada por Juan Calvino en Basilea y Ginebra. También se formó un movimiento protestante en Escocia, iniciado por John Knox. En los Países Bajos, fue iniciada por Jacob Praepositus en Amberes.

El protestantismo no implicó apartarse de los principios básicos de la doctrina cristiana. Más bien, el objetivo inicial era separar la Iglesia y el estado, y prohibir prácticas generalmente criticadas, como las indulgencias para financiar a la Iglesia. Tras una fase difícil, que incluso dio lugar a guerras religiosas, las nuevas confesiones acabaron por establecerse en paralelo a la Iglesia romana. Para no perder demasiados adeptos, la propia Iglesia católica romana tuvo que llevar a cabo amplias reformas.